El movimiento invisible en vídeo

En el Instituto Tecnológico de Massachusetts descubrieron un algoritmo que permite, mediante los cambios en la coloración de la piel de las personas, encontrar un patrón que puede demostrar algunas cosas que no se visualizan a simple vista en un vídeo dónde en teoría no hay movimiento.

El ejemplo más claro de esto es el vídeo de un recién nacido dormido, aunque en el vídeo se notan pequeños movimientos del bebé (respiración), al aplicar esta técnica pueden ver el movimiento que la sangre hace dentro de su rostro y se acentúan los movimientos de respiración.

Este algoritmo puede -según los expertos- ayudar a realizar diagnósticos más fácilmente al conocer cómo trabaja la circulación de los pacientes, también en el campo de la neonatología encuentran una forma muy segura de mantener vigilados a los recién nacidos al disminuir el contacto directo con ellos.

Espero que pronto encuentren más aplicaciones para este tipo de avance científico.

Más info: NYTimes

Anuncios