Tacos de Placenta


En California no tienen problema con comérsela.

En Inglaterra la comen para disminuir la depresión postparto e incluso organizan una fiesta para preparar platillos con ella y celebrar la llegada del nuevo integrante de la familia.

Se puede preparar con brócoli o bien al estilo australiano con picante.

Dicen que tiene una consistencia elástica similar al del corazón humano y que sabe parecido a la carne de res. Así platicado parece que no tiene nada de desagradable.

Me refiero a la placenta humana. Ese órgano que funciona durante el embarazo para proveer de alimento al bebé los 9 meses que dura el crecimiento en el vientre materno. Cuando es expulsada del cuerpo de la madre en el parto, la placenta puede llegar a pesar medio kilo, medir entre 1 y 5 centímetros de grosor y de 15 a 20 centímetros de diámetro. Suficiente para varios tacos con cebollitas cambray.

Vamos, no hagan caras de fuchi. Hasta Tom Cruise se comió la placenta de su esposa Katie Holmes cuando nació su hija. Y yo lo veo sano al cuate. Es sólo cosa de animarse. Finalmente tiene oxitocina que ayuda a la madre a la producción de la leche materna para poder alimentar a su bebé.

Si gustan pueden acompañarla con una taza de café Kopi Luwak.

Provechito.

Anuncios

6 comentarios en “Tacos de Placenta

  1. La verdad es que sí me da asquito, soy de esos remilgosos que no prueban nada que sea muy viscoso o chicloso. Pero igual y un día me echo un taco, nomás que no me digan de qué es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s